staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

Socializando, o intentándolo [Priv. Kaion Xennet] [+18 Yaoi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Mar Ago 30, 2016 10:04 pm

Por fin había acabado un trabajo y en el proceso, decidí alojarme en una posada para matar el tiempo. La recompensa de la misión, era básicamente dinero, y una bolsa con varias cosas de índole sexual por llamarlas de algún modo. Por suerte no se veían y era difícil saber lo que llevaba sin tocar la bolsa. Iba vestido con dos guantes negros una camiseta blanca sin mangas y unos pantalones negros. En la espalda llevaba mi espada en diagonal de manera que podía sacarla en cualquier momento desenvainándola. Una vez decidí entrar en una de las tabernas, intenté acercarme a la chica que parecía ser la dueña de la barra.

-Una jarra... de ron...- Dije un poco sonrojado mientras miraba hacia otro lado, y la chica con una sonrisa me servía la jarra. Una vez hecho, empecé a beber poco a poco, estaba demasiado bueno ese alcohol, y necesitaba un poco mas. Así que pedí otra con algo de dificultad, no podía estar mas bueno, la bolsa la tenía agarrada en una de mis manos, ya había pagado por una habitación y a la tercera, ya estaba bien borracho. Me costaba pensar con claridad y soltaba lo primero que pensaba sin ningún remordimiento.

Pero eso no acababa ahí, pedí otra jarra mas y justo después de acabármela, alguien con pelo rojo o rosa, no lo veía muy bien, pero si que veía que lo tenía corto y era mi tipo. Así que me levanté algo borracho y me acerqué a este. Le sonreí mientras me sentaba en la misma mesa y le pedía a la chica que nos trajera dos birras para beber. -No te preocupes, invito yo.- Le dije mientras el rubor de mi cara delataba que ya iba borracho. Volví a beber de la birra mientras le observaba y dejaba la espada a un lado para que no molestara. Me acerqué un poco mas al chico, viéndole de cerca, era definitivamente mi tipo. La bolsa aún no la había soltado, y seguía en mi mano derecha mientras bebía con la izquierda y observaba al contrario. -Lark, si quieres puedes llamarme así, ¿cual es el nombre del chico mas sexy de esta taberna?- Le pregunté con una sonrisa, para después acabarme de nuevo la birra y pedir otra... ¿cuantas llevaba ya, seis o siete quizás? Daba igual, quería divertirme con ese chico ya mismo.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Miér Ago 31, 2016 4:01 pm

Los días se volvían monótonos, estar haciendo misiones, viajando, comprando una que otra arma, todos los días eran demasiado parecidos, el pelirojo lo sabía, se merecía un descanso, nada mejor que salir a alguna isla de Fiero, aunque también era preferible descansar un día o dos en el área portuaria. Hargeon era la mejor opción en cuanto a puertos trataba, así que no dudo en ir hacia haya, el viaje había sido largo y a la primera oportunidad se adentró en un bar, se sentó en una de las mesas, con señas pidió una cerveza a la camarera y esta se fue para pronto regresar, dejándole su trago frente a él.

La noche comenzaba a llegar mientras las personas iban y venían del bar, ya había terminado varias jarras de cerveza cuando algo llamo su atención, había un chico en la barra, cabello azabache, si su vista no lo engañaba, cargaba una espada y por eso suponía que sería un mago, le daba mala espina que la persona estuviera tomando tanto, muchas veces había visto revueltas mágicas en bares, por personas borrachas, aunque le parecía lindo el chico. Negó con la cabeza, sacando los pensamientos de su cabeza, quería relajarse, pidió una cerveza más y se recostó más de la silla donde estaba, relajando el cuerpo mientras golpeteaba con los dedos su mesa.

No esperaba que nada fuera a interrumpir su día, así que no se dio cuenta de que el chico de la barra se levantó y camino hasta él, sentir bajo su mano la mesa moviéndose lo alerto de que alguien estaba cerca, bajo la mirada para por fin notar al chico, vio el movimiento de sus labios y su cara de confusión debió alertar al azabache que no entendía una palabra, mejor dicho, no escuchaba nada, la persona había llamado a la cantinera, esta trajo unas cervezas, al menos había entendido que el chico quería invitarlo a tomar, se quedó mirándolo extrañado cuando se acercó, era extraño que se tuviera tanta confianza, pero por su sonrojo podía suponer que el alcohol en su sangre ya era mucho, las palabras que salían de su boca no eran comprendidas por Kaion, así que debía tomarse el momento para explicarle a su compañero de tragos que no escuchaba.

Le toco el hombro izquierdo con su mano derecha, pidiendo que le prestara atención, señalo con su mano libre, la izquierda, a su propio oído, luego con esa misma mano, con solo el índice levantado comenzó a negar, intentaba hacerlo entender sobre su sordera, luego señalo sus propios labios, mostrando también que no podía hablar. Sería difícil hacer entender eso a un borracho, así que no estaba seguro si fuera la manera correcta, pero escribírselo podría ser peor, no creía que pudiera leer en ese estado.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Miér Ago 31, 2016 4:33 pm

El otro me miró con una cara de confusión cuando le hablé. Quizás no entendía mi idioma, pero si no lo entendía, podría aprovecharme para tener algo con él. Negué de un lado a otro, aunque estuviera borracho no era motivo suficiente para intentar hacerle algo al otro. Cuando me toco el hombro me giré y lo observé, señaló sus orejas y luego negó con el dedo, para después hacer lo mismo con la boca. Agh, ¿no tenía ningún papel o algo para escribir en ese momento? Rebusqué entre mis bolsillos dejando caer la bolsa y esparciendo los objetos haciendo que el otro sin querer los viera. -Ups, se me cayeron... pero a todo esto, ¿donde lo tengo?- Después de rebuscar en los bolsillos de mis pantalones encontré un papel y un lápiz para escribir.

-"¿Estás mudo y sordo? Pero supongo que puedes leer, ¿no?"- Le escribí en el papel y se lo mostré, quizás era mas fácil así que intentando adivinar sus señas. Mi letra era caca, si, pero estaba borracho y oye, se entendía, algo era algo así que daba igual. Después de eso, deje el papel y el lápiz sobre la mesa no sin antes decir que me llamaba Lark en el papel. Una vez recogí los objetos y las puse de nuevo en la bolsa, volví a escribir en el papel sin estar consciente de mis actos. -"¿Porque no me secuestras y me violas? Hace mucho que no tengo nada con nadie, y me gustaría tener algo de diversión ahora, de paso pruebo los objetos que conseguí de recompensa?"- Le escribí con una sonrisa pervertida mientras observaba al otro con ojos lujuriosos.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Miér Ago 31, 2016 5:35 pm

Al parecer el chico había comprendido las discapacidades de Kaion, pues se había puesto a rebuscar en los bolsillos y la bolsa que antes el chico no había notado, su apuro y torpeza por el alcohol lo hizo derramar el contenido, no pudo evitar levantar las cejas sorprendido por lo que había regado en el suelo, conocía esos objetos, había leído de ellos, algunas veces entraba erróneamente a lugares así en su búsqueda de armas, pero verlos en una bolsa, cargados por un chico con apariencia de mago, era realmente extraño. Quizás por que sus sentidos estaban aturdidos por el alcohol no le tomo tanta importancia a aquellos objetos, cuando el chico le mostro las notas escritas, presentándose ante él. Su caligrafía era mala, se lo atribuía a la borrachera, pero aún era entendible, le pelirojo usando su magia de re-equipo, saco de su dimensión de bolsillo su propia libreta, era una libreta mágica, con solo pensarlo se comenzó a escribir en ella -Mucho gusto, Soy Kaion y sí, sí puedo leer-  Mostraba la libreta, se agacho a ayudar al chico a recoger esos objetos y sin importancia los dejo en la bolsa.

EL chico estaba escribiendo en sus notas algún párrafo largo, por eso mientras Lark hacia eso el terminaba la jarra que le habían traído, ya había tomado demasiado y un ligero sonrojo aparecía en su rostro, tendría que retirarse si quería llegar a su habitación antes de estar completamente borracho, sacudió su cabeza para mantener sus ideas claras mientras tomaba el papel que había escrito su compañero de tragos.

Casi escupe la cerveza al leer el contenido de aquella nota, era difícil pensar que una persona como la que tenía a su lado pensaría en eso y menos con literalmente un extraño que no llevaba ni treinta minutos de conocer. Quizás era el alcohol en sus venas, pero la propuesta no le parecía en nada mala, en realidad estaba pensando en aceptar así sin más y al final eso fue lo que hizo, tomo el brazo derecho del chico, halándolo hacia él, con fuerza, apretando sus dedos contra su carne, al atraerlo hacia él tenía paso libre a su rostro, con su otra mano sostuvo su mejilla y planto un fuerte beso en sus labios, lo sostenía contra él, no le importaba las raras miradas de los que aún estaban en el bar, presionaba sus labios contra los del casi desconocido y movía un poco su rostro para profundizar esa acción, antes de que el otro quisiera hacer algo se separó, mirándolo con deseo, como si fuera un costal de papas lo levanto, echándoselo al hombro, con su brazo derecho lo sostenía, su libreta mágica fue mostrada hacia el rostro del chico  -¿Dime donde está tu habitación?-  Comenzó a caminar, esperando que su “pareja” lo guiara.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Miér Ago 31, 2016 5:48 pm

El otro se presentó a si mismo como Kaion, con una libreta que parecía mágica al no ver que escribiera. Pero después de enseñarle lo que quería hacer, el otro escupió su cerveza haciendo que se me escapase un poco la risa. Correspondí al beso mientras aguantaba la bolsa y agarraba la espada por si acaso, no quería olvidarme esta en el bar. Metí mi lengua en el interior del contrario, buscando explorar cada rincón de esta, y mientras notaba su fuerza, que hacía que se me levantase un poco. Un azote con esa fuerza... debía de doler, mucho, y eso hacía que me excitara. Quería hacer alguna cosa mas, pero antes de eso, el otro me agarró como si fuera un saco de patatas.

Y entonces me preguntó donde estaba mi habitación, le di las llaves del cuarto al chico. Luego cuando llegamos a mi cuarto, cogí la bolsa y desperdicié todas las cosas por la cama. Luego me levanté y me quité toda la ropa, quedando desnudo y de espaldas al otro, con las manos detrás de mi espalda esperando a que me atase y me hiciera mas cosas. Babeaba solo de pensar en lo que me haría el contrario, y tenía un bulto notorio. Deje la espada antes en una esquina y la ropa allí también para que no molestase en ese momento. En mi espalda, se podía apreciar el símbolo de Fairy Tail, el gremio al que pertenecía, ahora faltaba saber que me haría el otro y si tendría que guiarlo o no.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Miér Ago 31, 2016 6:17 pm

La prisa de ambos se notaba, pasaron por el bar sin importarle las miradas extrañas que le dedicaban, las llaves que le habían entregado al pelirojo tenían el número de la habitación en la que se hospedaba el azabache, no estaba muy lejos, abrió la puerta con una mano y dejando al otro chico en el suelo, sabía lo que pasaría así que se encargó de ponerle seguro a la puerta, no quería ser interrumpido en ese momento.

Cuando volteo ya la ropa del otro caía, no pudo evitar quedarse unos segundos admirando el cuerpo del otro, a pesar de ser esbelto se notaba bastante musculoso y su piel era clara y blanquecina, se mordió el labio, pero al ver que el otro se quedaba de espaldas pensó en que hacer, los objetos tirados sobre la cama le dieron una idea, había sogas, perfectas para amarrar alguien, collares y otras cosas, antes de empezar con el chico se decidió a también desnudarse, su ropa cayó cerca de donde estaba la del chico, el signo de su gremio, Sabertooth descansaba sobre su hombro y regreso a ver la espalda del chico notando el de Fairy Tail, claro, debió ser de ese gremio para estar tan “loco”.

Tomo alguna de las sogas de la cama y otro objeto, se acercó al chico, tomando sus manos, haciendo un nudo, fuerte, apretando lo que podía, evitaría que se moviera sus brazos de cualquier forma, el otro objeto que tenía era una especie de correa de cuero, casi un collarín, pero en el centro de esta había una pequeña bola con varios orificios, el chico sabia como usarla y antes de que su pareja lo supiera lo halo contra él, haciendo que abriera la boca, cuando lo tuvo así, metió la bola en su boca y cerro el collarín contra su nuca manteniendo la boca del chico bien abierta y con la bola dentro de ella.

Al tenerlo amarrado y amordazado lo empujo a la cama, haciendo que se tumbara de cara contra ella, los objetos estaban justo al lado del otro, esperando a ser usados, pero el chico tendría que prepararlo primero, tomo un pequeño tubo, parecía una pasta, tenía un líquido viscoso, su función era clara, lo que iba a hacer también, derramo el líquido entre los glúteos de su pareja, dejando resbalarse alrededor de aquel lugar, luego derramo un poco en sus dedos, miro hacia el chico, deslizando uno de sus dedos dentro de su pareja, deslizándolo lo más que podía en él.

Su propio “bulto” palpitaba en deseo, pero aun quería jugar con el otro, estaba mirando los objetos, cual podría ser del agrado de su pareja o cual lo haría gritar más fuerte, debía pensarlo un poco.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Jue Sep 01, 2016 6:51 pm

Mientras estaba de espaldas esperando a que el otro me hiciera algo, note las cuerdas atarme solo las muñecas. Algo que me sorprendió, y justo entonces note como me jalaba hacia él para ponerme la maldita mordaza. No tuve tiempo a girarme pues el otro me empujo sobre la cama, teniéndome a su merced y amordazado mientras notaba eso entrar en mis glúteos, seguramente me estaba preparando ya. Pero aun así, me gire levantando las piernas y sin darme cuenta le di una patada al otro en toda la entrepierna. Cuando me di cuenta, intenté desatarme porque me imaginé lo que pasaría. Pero aún así no logré hacer nada, y logré observar de que gremio era el otro.

Sabertooth, no salía mucho y apenas lograba relacionarme con los demás. Espera un momento... ¿desde cuando habían dos personas idénticas y porque uno tenía un sombrero vaquero? Mi expresión denotaba claramente algo de curiosidad y sorpresa, aunque no sabría decir bien si sería hacer eso. ¿Y porque habían dos pingüinos peleando con dos espadas y un perro en una mesa de esas que solían haber en los eventos con los comentaristas ladrando? Cada vez todo era mas raro, pero el cuerpo del otro era tan... tan... genial, musculoso y quería ser azotado ya por sus manos.

Y mientras, el perro seguía ladrando, mientras en el techo habían unas sillas con erizos, gatos, orugas también, y no sabía exactamente que pasaba. Mi vista estaba perdida en el techo riéndome un poco aunque apenas se notaba por la mordaza. Los pingüinos seguían peleando, uno intentó darle una estocada en el estómago, pero fallo y el otro intentó hacer lo mismo, estuvieron así un buen rato hasta que uno de ellos lanzó una granada y hizo que el otro volase, pero en vez de romperse, se transformó en varios triángulos y cuadrados de los cuales salían minipingüinos.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Jue Sep 01, 2016 7:47 pm

El interior del chico era estrecho, le encantaría estar dentro de él, pero sus fantasías fueron destruidas, el chico se movió, una de sus piernas se levantó, paso muy cerca del chico, aunque errando por completo, Kaion tuvo que retroceder, el otro parecía estar un poco mareado, lo noto en como miraba a todos lados como si hubiera algo más junto a ellos, tuvo que pensar un poco, fue hacia donde estaba su ropa tirada, recogió algo de su cinturón era una cantimplora llena de agua.

Se acercó nuevamente al chico, mientras él seguro deliraba tomo otra de las cuerdas, si estaba tan borracho debía detenerlo, con las cuerdas y en un rápido movimiento amarro sus piernas también, manteniendo sus tobillos juntos, para que no pudiera intentar patearlo de nuevo. Luego lo sostuvo por el cuello, haciéndolo levantar el rostro, mirar hacia arriba, justo cuando logro que lo hiciera, el agua comenzó a caer sobre el rostro del chico, debía hacer que despertara de la borrachera, aunque no sabía cómo reaccionaría al encontrarse con lo que tenía.

No imaginaba que le pasaría al chico al notar que estaba desnudo, amordazado, además de mojado y a su lado había otro chico, desnudo igual y con una erección.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Jue Sep 01, 2016 8:15 pm

Mientras los abucheos de los presentes hacían que el otro pingüino intentara encontrar algo en una caja, observé como algo me ataba mas fuerte las piernas. Pero la pelea entre los animales era mas interesante que eso, y el perro le dio un gancho con su derecha al pingüino, mientras la oruga y el erizo, discutían sobre quien iba a ganar esta vez y apostaban todo a favor del tramposo. Pero entonces, el perro saco un lanzamisiles que destrozó al pingüino y se convirtió en espaguetis, por no decir que se empezó a deshacer convirtiendose en esos espaguetís con rica salsa boloñesa.

Algo hizo que dejara de estar ebrio, mientras notaba como el agua caía sobre mí y de golpe, cuando ya estuve consciente, observé al chico musculoso con una erección y yo noté mis manos atadas cuando intenté moverme para alejarme, al igual que mis pies. Un gran sonrojo se apoderó de mi cara y mas al ver mi miembro también erecto. Intenté hablar pero tenía una mordaza puesta mientras buscaba con mi vista donde estábamos. Era una habitación, con una mesita y la cama en la que estaba yo. Intenté desatarme y alejarme del otro, con algo de vergüenza, no era miedo. Era timidez y vergüenza por que seguro que había hecho algo malo de nuevo estando borracho.

-¡MMMMMFGH!- Intenté hablar, pero la mordaza solo hizo que soltase un ruido incomprensible. Vi el signo del otro, era de Sabertooth, oh, genial, iba a ser recordado como el hada que fue raptada y violada por el tigre... Agh, menuda mierda de día, pero no iba a negarlo, mi vista se fijo mas de una vez en su miembro, quería tenerlo dentro mío y las cuerdas ya hacían que me excitase mas al igual que la situación en si.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Jue Sep 01, 2016 8:58 pm

La reacción en el chico fue la correcta, intento alejarse del pelirojo apenas tuvo uso de razón completa, el chico no pudo evitar sonreír ante los esfuerzos inútiles del otro de soltarse, había amarrado perfectamente sus brazos y piernas, no podría escapar a ningún lado. El sonrojo en el rostro del otro no hacía más que hacerlo ver mucho más lindo, perfecto para ser violador. Vio los movimientos de su boca, aunque no podía escuchar sonido alguno sabía que él estaba intentando hablar, no hubiera funcionado de cualquier modo, el pelirojo era completamente sordo, no lo hubiera escuchado, aunque quisiera.

Aun cuando estaba intentando huir Kaion podía notar cada vez que él, sin escrúpulos, miraba su duro miembro. Quizás fuera el alcohol que aun corría por su sangre, o que ya estaba demasiado excitado para pensar. Tomo al chico, levantándolo con facilidad, lo tumbo sobre la cama y con agilidad su mano soltó la soga que sostenía sus pies, aunque dejo sus manos atadas, lo obligo a abrir las piernas, arrodillándose sobre la cama, entre ellas, sosteniendo ambas piernas mientras su miembro rozaba el del chico. Lo miraba con mucho deseo, pero aun quería jugar un poco, antes de ir por el plato principal.

Con su mano derecha tomo ambas erecciones, apretándola una contra la otra, comenzó a mover la mano, acariciando su erección contra la del chico, se había encorvado, pasaba su lengua por el pecho desnudo de su pareja, su mano izquierda, libre, paso detrás del cabello negro del otro, soltando la correa de la mordaza, quería que tuviera los labios libres, quito la mordaza tirándola a un lado y antes de que hablara le planto otro beso, esta vez sin ningún limite, presionando sus labios contra los de él de forma dura, metiendo su lengua en el otro, buscando jugar con la suya, moviéndola por toda su cavidad bucal, acariciando sus dientes, su lengua, todo.

Su mano apretaba más fuerte ambos miembros, moviéndose cada vez más rápido, acariciando la extensión de ambos miembros, por otro lado, la izquierda ahora acariciaba los músculos del muchacho, su pecho, su vientre, luego sus pezones, apretándolo y jugando con ellos entre dos de sus dedos. Sus labios no dejaban los de él, más que para dar un respiro y regresar a jugar.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Vie Sep 02, 2016 3:48 pm

Timidez, vergüenza, todo se notaba en mi cara. Me alejé todo lo que me permitían las cuerdas, pero antes de que lo lograse el otro ya me agarró soltando la soga de mis piernas y agarrando los dos miembros haciendo que me sonrojase aún mas, si es que podía claro. Me estremecí nada mas notar su miembro restregarse con el suyo, intentando no soltar un gemido mientras me intentaba soltar pataleando con mis piernas, sin ningún éxito. A la vez, noté como lamía mi pecho haciendo que quisiera ocultarme bajo las sabanas, no quería que me viera de esa manera pero a la vez se sentía tan bien. Claro que si lograba huir mejor que mejor, pero el placer que estaba sintiendo en ese instante, no lograba pensar suficiente con claridad.

Nada mas notar como el otro me quitaba la mordaza, intenté hablar pero me besó de golpe haciendo que no pudiera hacer nada mas que responder a este. Sin embargo, no era algo que me gustara, y además, ¿que me haría después? Noté su lengua entrar en mi boca, Eso hizo que me estremeciera mas y intentará huir pero no podía mientras el otro hiciera esas cosas. Justo cuando logré zafarme de sus besos. -¡Suéltame, pervertido, enfermo!- Le chillé pero soltando algún gemido entre medio, debido a los movimientos del contrario. Parecía que no entendía lo que decía, pero necesitaba mas cosas, quería mas... pero a la vez, quería irme ya. Era difícil, tenía demasiada vergüenza como para hacer algo mas, y mi rostro ya delataba que mas que miedo, era eso.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Vie Sep 02, 2016 5:30 pm

Al parecer su pareja se sentía incomoda con sus acciones, lo notaba en el fuerte sonrojo que tenía, su mirada, sus acciones, sus movimientos de intento de escape. Se Detuvo separándose un segundo, soltándolo al fin, se levantó de la cama, lo ayudo a pararse, dándole a la vuelta y soltándole los brazos, por fin lo dejo libre. No entendía palabra alguna de lo que había dicho antes, pero se acercó a donde estaba tirada la ropa de ambos, tomando su pantalón y sacando de su bolsillo un papel arrugado, pronto regreso a estar frente al chico, mostrándole el papel "¿Porque no me secuestras y me violas? Hace mucho que no tengo nada con nadie, y me gustaría tener algo de diversión ahora, de paso pruebo los objetos que conseguí de recompensa" decía este, claramente, con la letra del Azabache. Era lo que le había escrito anteriormente.

En su mano nuevamente apareció la libreta, usando su re-equip, la hizo crecer hasta el tamaño de un cuaderno y se la mostro, en esta se comenzó a escribir cada pensamiento del pelirojo-Tú me pediste que hiciera esto, aunque estabas un poco borracho y delirabas-Decía la libreta, cambio la página, empezando a escribir otra vez -Soy Kaion, miembro de Sabertooth, ya me dijiste tu nombre y ya sé que eres miembro de Fairy Tail- explico nuevamente a libreta -Si deseas podemos detenernos, disculpa que te mojara, no pensaba que te afectaría tanto-  agacho la cabeza a modo de disculpas.

A pesar de todos ambos estaban desnudos, uno frente al otro, el pelirojo no sentía vergüenza, en realidad casi nunca sentía vergüenza, no le importaba estar desnudo frente a otro hombre, pero sí que se estaba dando su deseo de mirarlo de piel a cabezas, analizando su cuerpo con sus ojos, le gustaba, se veía demasiado guapo el chico.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Vie Sep 02, 2016 7:03 pm

Deje hacerme por el otro un poco, hasta que me desató las manos y me mostró un papel. Que le había pedido que me secuestrase y me violase, eso hizo que me sonrojase aún mas, creía que me iba a desmayar de la vergüenza pero entonces vi su cuaderno en el cual empezaba a escribir. Cogí el papel, y volví a escribir en este con un sonrojo bien grande y viendo nuestros miembros, pues bueno... lo que pasaba ya estaba pasado. -"No hace falta que te detengas, es mas, preferiría seguir... si no te importa, pero se, mucho... mas rudo..."- Dije mientras me volteaba en la cama con las manos atadas a la espalda y con un látigo en una de las manos, y mas objetos que quería que usara, los cuales señalé con el dedo.

Antes de nada, volví a escribir de nuevo. -"A parte, se sentía muy bien tu miembro y ahora los dos ya estamos erectos... aunque me muera de vergüenza, podríamos seguir, pero esta vez mas fuerte y mas cruel si puedes ser, me gustan bien dominantes si voy a estar abajo."- Le dije esperando a que el otro entendiera lo que quería decir, era algo sadomasoquista, si, y esperaba que el otro entendiera mi letra, la cual ya no era tan mala debido a que ya no estaba tan borracho. Babeé un poco al imaginarme lo que me haría con las cuerdas, quizás esta vez me ataba mas, es decir, no solo las manos también los brazos junto al torso y hacerme algo de shibari y hacerme mas cosas, obligarme a hacerle cosas, entre otras.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Sáb Sep 03, 2016 1:05 am

Al parecer el chico era mucho más perverso de lo que cualquiera podría imaginarse, con sus notas explico cada uno de sus deseos  y a pesar de lo extraño que podían parecer al de Sabertooth no le molestaba ninguno de ellos, aunque claramente no estaba acostumbrado a ese tipo de cosas, se quedó unos segundos pensando, todos los objetos que él había señalado, el látigo, las cuerdas, debía pensar cómo usar todo y como ser “rudo” con el chico, sí él quería que lo trataran mal podía hacerlo, pero no sabría hasta qué punto el resistiría.  Pero si él lo pedía, el chico lo trataría tan mal como pudiera.

Tomo todas las cuerdas que había y esta vez las usuaria bien, primero lo tomo poniendo las manos del chico en su espalda, acomodándolas poniendo sus brazos uno encima del otro, haciendo que sus puños tocaran sus antebrazos, amarro con fuerza los brazos, inmovilizándolos, luego tomo una cuerda más larga, amarrando ahora su cuerpo, la cuerda pasaba por su cuerpo, haciendo giros en su piel, amarrando sus brazos contra su cuerpo, haciendo rombos en sus pectorales, marcando su cuerpo con líneas de las ataduras. Cuando termino de amarrarlo las cuerdas pasaban por casi todo su cuerpo, amarrando también sus muslos y una apretaba su miembro, las ataduras eran fuertes, marcaban la piel del chico y lo mantendrían bastante quieto. Entre los objetos que el chico había señalado habían algunos con apariencia curiosa, tomo uno que parecía collar de perro, tenía hasta una pequeña cadena a juego, así que termino por ponérselo al azabache y luego apretarlo hasta que cortara un poco su respiración, luego unió el collar a una cadena, lo halo con fuerza, el chico debió caer al suelo por el jalón, quería que se arrodillara, cuando lo tuvo de rodillas fue hacia atrás de él tomando otro objeto, poso su pie sobre la espalda del chico empujándolo hasta que este ego su cara al suelo, no le importaba golpearlo estaba dejándose llevar por el papel del dominante.

Tomo otro de todos esos objetos, era una especie de vara, de ella crecían varias protuberancias con forma de bolas, la primera era pequeña, luego iban creciendo una tras otra, haciéndose más grandes cada vez. Tenía al chico aun tirado en el suelo, así que se arrodillo tras él, poniendo su mano sobre su trasero y abriendo para poder ver su entrada, deslizo lentamente el objeto dentro de él, metiendo uno bola por vez, hasta que todas estaban dentro de él.

Sin importarle como se sentía el otro dejo el objeto en su interior, halando la soga que estaba unida a su cuello, haciendo que se levantase, arrodillándolo nuevamente, esta vez el miembro del pelirojo estaría a la altura del rostro del chico, el chico movió su cintura, haciendo que su miembro se acariciara contra la mejilla del chico, golpeando suavemente la punta de su erección contra su rostro, esperaba que entendiera lo que pretendía que hiciera, aun así,  se mantenía halando la cadena en su cuello, manteniéndolo en la posición.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Fairy Tail
Mensajes :
18

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Lark Ripper el Dom Sep 04, 2016 10:57 am

El sonrojo seguía en mi cara, mientras notaba como el otro me hacía caso, atando mis brazos, mi cuerpo, hasta estar del todo amarrado. Como mucho tenía las piernas libres y aun gracias. Entonces note el collar, el cual se paso un poco haciendo que intentase desatarme mientras me era algo difícil respirar. Cuando me desatara, no se iba a librar de esto tan fácilmente. Noté como ponía la cadena y me jalaba de esta haciendo que cayese al suelo. Di un pequeño grito de dolor al chocar contra el suelo, aunque a la vez se sentía tan bien cuando el otro pisó mi espalda... solté otro gemido al notar algo entrar en mi interior y después volví a notar como jalaba de la cadena.

Tuve que arrodillarme mientras su miembro chocaba contra mi mejilla. Estaba claro lo que quería que hiciera, y esto de hacerlo así con un sordo y mudo... era imposible decir cuando podía aguantar y cuando no. Y encima no dejaba de jalarme de la cadena, y encima el maldito collar... agh, tendría que aguantar. Empecé a lamer su miembro desde la base hasta la punta como si fuera un helado, para luego introducirlo en mi boca y mover mi cabeza adelante y atrás, lo mas que me permitía la cadena. Mientras, también usaba mi lengua para saborear su glande, haciendo movimientos en círculo y demás. La cuerda en mi miembro evitaba que me corriese antes que el contrario y el objeto en mi trasero hacía que difícilmente se bajase.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Lun Sep 05, 2016 5:45 pm

Su pareja, el chico de pelos negros, hacia muy bien lo que le había pedido, no podía creer que fuera tan bueno, la humedad de su boca, la calidez de su saliva, su lengua y sus labios jugando en su erección, todo eso le daba placer al pelirojo, sus caderas se movían un poco, buscando meterse más en la boca del otro, quería sentir mucho más sus acciones, que el lamiera su glande lo hacía sentir mucho mejor. Su mano libre, la que no sostenía la cadena, sostuvo al chico por la cabeza, acariciando un poco su cabello, luego apretando para sostenerlo y comenzar a mover más su cadera, quería entrar por completo en la boca del chico, ya deseaba violarlo sin piedad, pero debía resistirse, torturar un poco más al chico.

La sensación de su boca era demasiado buena, tuvo que separarse para no correrse solo con su boca, tenía que aguantar un poco más, disfrutar más del chico, lo halo por las sogas haciendo que se pusiera de pie, lo empujo, tirándolo nuevamente sobre la cama, con la espalda arriba, tomo el látigo, acaricio suavemente la punta y se volteo, un fuerte azote con el látigo fue dado al glúteo derecho del chico, seguido de otros tres más suaves, luego se repitió en el izquierdo, marcando la forma del látigo en rojo, controlaba su fuerza lo suficiente para no herirlo, dos azotes fuertes y otros seis más suaves, luego de azotarlo con el látigo vinieron unos cuantos azotes con su mano, marcando más su piel, azotes duros, ninguno suave esta vez.

A pesar de no estar acostumbrado a este tipo de juegos, lo estaba disfrutando, disfrutaba tener al chico bajo sus órdenes, poder hacer con él lo que quisiera. Detuvo sus azotes cuando todo el trasero del chico ya estaba marcado en rojo, suavemente paso su mano por la piel sonrosada, usándolas para abrir sus glúteos, el objeto seguía dentro de él, tomo la parte sobre saliente y comenzó a moverlo, lentamente, adentro y afuera, adentro y afuera, repitiendo esos movimientos, pero con lentitud. Su mano libre paso entre sus piernas tomando el miembro del sumiso, acariciando suavemente la piel, los amarres le negarían el orgasmo así que masturbarlo lo haría sufrir mucho más.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.