staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

Rescatando a la Sr. Moira | Misión Rango C | Individual

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Mago Independiente
Mensajes :
54

Fecha de inscripción :
29/08/2016

Localización :
Magnolia

Gawain está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Gawain el Jue Sep 01, 2016 12:08 am

Días atrás había recibido una misión para atrapar a una banda de ladrones que estaba causando destrozos en Ciudad Margarett, era algo sencillo de hacer, pero estos tipos eran demasiado escurridizos para mi gusto así que tenía que sentarme a esperar a que intentasen algún tipo de golpe criminal. La peor parte del asunto eran las largas vigilancias nocturnas. Durante las noches patrullaba las calles, pero debía admitir que el simple hecho de estar solo a la mitad de la noche bastaba para ponerme los nervios de punta. Peor aún, siempre había ruidos o gente que me ponía aun más nervioso. Bueno, por ahora no debía hacer nada más que esperar a que alguien apareciera. Me quede en una posada, durmiendo para pasar el rato. Luego de unos momentos, finalmente escuche un alboroto. Estaba dormido, pasando el rato en mi habitación hasta que finalmente escuche esa extraños gritos. - ¡Estan en la zona! ¡Tienen a la señora Moira! - Parece que esos tipos finalmente decidieron mostrar su deplorable cabeza. Observe la hora, siendo que el amanecer estaba cercano. Menos mal, de tener que luchar con ellos durante la noche, no imaginaba el como me defendería. Era hora de mostrarles lo que podía hacer un guerrero que luchará por la justicia, además de que mantuviera en pie el honor de la familia real.

Vaya... Si que me molestaban los ladrones... Estaba parado fuera de aquel lugar comenzando a informarme de la situación. El alboroto fue lo que me trajo acá. Al parecer, la noche anterior habían capturado a la dueña de aquel hogar siendo que no podían hacer mucho mientras que las amenazas iban y venían, parece que tenían miedo a escapar a plena vista dado que podrían capturarlos. Tenían razón en ello, así que no tardaría en ponerme manos a la obra. Yo por otro lado, preferí mantenerme apartado del asunto pero luego modificaron mi contrato, siendo que me asignaron la misión particular de rescatarla. En la noche, no me sentía tan confiado de mis capacidades, pero no es como si pudiera hacer mucho. Pero eso cambiaba... El sol comenzaba a salir por el horizonte, siendo que los primeros rayos de aquel nuevo amanecer resplandecían sobre mi piel. Ahora, todo era muy diferente. Moví mi mano para levantar aquel enorme mandoble colocando su mango cercano a mi hombro para evitar lastimarme, siendo que comencé a caminar en dirección al hogar. Una serie de curiosos estaban observando lo que sucedía, siendo que seguro se sentían completamente interesados por ello. Pero obviamente, ninguno iba a ayudar. Por que eso era tarea de un héroe, preferiblemente, un héroe con poderes mágicos. Inhale con fuerza, dejando que el flujo de mi magia cambiara. Ya no me alimentaba de esa tenebrosa noche, sino del resplandeciente amanecer. Mi cuerpo comenzaba a sentirse revitalizado, siendo además que podía hacer alarde de mi condición.

Me acercaba al hogar, siendo que tuve que apartar a algunas personas de en medio. Al final, me encontraba frente a la puerta, siendo que la abrí para ingresar. Dentro había un hombre armado, que se sorprendió de verme. - ¿¡Que rayos!? - Sin desenfundar mi espadón, concentre en mis dedos un poco de mi magia, siendo que procedí a lanzar un poderoso corte con ellas. Un haz de luz brillante salió disparada, hasta que golpeo en el pecho de mi enemigo provocando que se cubriría en un montón de fuego. Mientras ardía, mantenía el rostro bastante calmado. "Los débiles y malvados merecían este castigo, o cosas peores." El primer ladrón estaba acabado, siendo que comencé a avanzar por las habitaciones de la casa. Hasta que por fin me encontré a la dueña del hogar siendo aterrorizada por los dos asaltantes. Moví mi mano derecha para tomar mi mandoble, siendo que en este pequeño espacio apenas tendría lugar para moverlo.

Con mi mano en el mango procedí a hablarle a los dos ladrones. - Les daré dos opciones. La primera... Se rinden y se marchan con vida. La segunda. Los mato a ambos y salvo a esta pobre dama. - El agarre de mi espada crujió cuando aplique un poco más de fuerza para dominarlo. El primer hombre parecía que se iba por la opción número dos. Tuve que moverme para atraparle con mi mano izquierda, siendo que al capturar su garganta hice un barrido para estrellarle contra el suelo provocando que el mismo se fracturara. Una vez terminado con el primero, levante mi mirada para observar al segundo. Soltó a la mujer para correr hacia la ventana, rompiéndola de un salto para intentar escapar. - ¿Crees que puedes huir de mi? - Comentaba de manera enfadada, para dar un salto igualmente por la nueva salida creada. Mis pies tocaron el suelo con fuerza, siendo que a lo lejos observaba al criminal intentando escapar. ¿Acaso todos creían que podían huir tan fácil? Exhale con fuerza, manteniendo la mente fría. En este tipo de situaciones, cada paso debía de ser medido con precisión.

Sonreí ante la perspectiva de la imagen. Concentré mi magia en mis piernas, provocando que la corriente me disparara hacia al frente. Al hacer uso de mi propia fortaleza física, logré recorrer la mayor parte de la distancia que nos separaba. No había necesidad en lastimar a este patético despojo humano, lo ideal era simplemente causarle un dolor de cabeza. Levantando mi mandoble procedí a darle un golpe poderoso en la cabeza usando el cuerpo siendo que no quería partirle a la mitad. El hombre cayó al suelo herido, siendo que después de eso, le tome por el cuello para arrastrarlo con el resto de sus compañeros. "Misión Cumplida". Comentaba con una enorme sonrisa en el rostro, después de todo, no tardaría demasiado en cobrar mi paga. No es como si necesitará el dinero, pero en verdad si que necesitaba de la reputación. Si deseaba abrir mi propio gremio tenía que convertirme en una persona reconocida a lo largo del mundo, más aún, alguien que hiciera temblar a todos los que se cruzarán en mi camino. Un paso a la vez, ahora todos me conocían por mi titulo nobiliario, pero pronto me alzaría como uno de los magos más poderosos del continente.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.