staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

Cara Dura (Misión Rango C)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kaion Xennet el Vie Sep 02, 2016 4:24 am

Todo por una maldita apuesta, había una misión, rondaba por el gremio por varios días, nadie deseaba tomarla, quizás era muy dificultosa, quizás era muy larga, pero la verdadera razón de que nadie la tomara era lo tonto que sonaba la misión, era importante, una embaucadora reconocida por todo Fiore, quizás alguien ya había intentado atraparle, pero a parecer nadie lo lograba, la misión estuvo ahí casi una semana, nadie quería escogerla, pero para la mala suerte de Kaion hizo una apuesta con sus compañeros, tendría que hacer la misión si ellos lograban hacer algo que él no, Kaion pensó que sería una tontería, no pensó que sus compañeros fueran a jugarle una mala pasada, hicieron algo que Kaion no podría hacer nunca, hablar. Sí, había sido tan estúpido para caer en una trampa así, como buen perdedor acepto su derrota y fue directo a lo que le tocaba, tomo la misión, para sorpresa de todos y se retiró del gremio.

Todo lo que tenía que hacer era encontrar a la embaucadora, descubrirla con las manos en la masa y llevarla ante la justicia, no debería ser tan difícil, pero para alguien sin el sentido de la audición y sin el sentido del habla era un tema complicado, era aún más difícil pensando simplemente que debía hablar con ella, seducirla para ganarse su confianza, eso pedía la misión y eso debería hacer el pelirojo. Aunque en camino a donde debía ir se le ocurrió una mejor idea, si ella debía ser atrapada con las manos en la masa, lo mejor sería que se dejase seducir y la atrapara cuando intentara robarle, se decidió a usar esa estrategia, aunque tendría que pensar cómo hacerlo con la menor cantidad de palabras posibles.

Las investigaciones previas no fueron productivas, al parecer era bueno en lo que hacía, ninguno de los afectados por sus mentiras sabia información de ella, rumores corrían por todos lados, encontrarla sería un martirio y tampoco tenía el dinero suficiente para ir a todas las ciudades que tenía que visitar, debía pensar bien sus pasos, encontrar alguna pista que lo llevara a resolver tal embrollo, pocas pistas llegaban a un lado pero al parecer una llevaba a un buen rastro que seguir, al parecer alguien con la descripción de la sospechosa se había embriagado en un bar en magnolia, había dicho que viajaría a Clover. Era la única de tantas pistas que lo llevaba a un lado, así que decidido a seguirla fue tras ella, los pequeños rastros que dejo en su camino a Clover lo llevaron a una taberna en un pequeño pueblo a las afueras del bosque brumoso.

Tuvo que pedir ayuda a los aldeanos, pidiendo secretismo en su misión, pidió prestadas en una sastrería las mejores ropas que tenían, aunque primero se negaron, el chico pudo convencerlos diciendo que volvería para comprarlas, vestido como todo un aristócrata y con un carruaje igual de prestado entro a la taberna, su excusa era parar a beber un trago, descansar antes de continuar un viaje con la mercancía que tenía en su carruaje. Se sentó en la barra, pidiendo con la mano una cerveza, mientras tanto analizaba a las personas ahí presentes, ninguna parecía tener si quiera parecido a la descripción que le habían dado de la sospechosa, tenía que pensar un poco más esperar quizás. Pero su suerte al parecer por fin regresaba, una muchacha entro, encajaba perfectamente en la descripción aunque su pelo había cambiado de color y sus ojos igual, eso significaba que sabía lo básico de magia de transformación, tendría que tener un poco de cuidado para que no descubriera la trampa que le había tendido, la chica se sentó, al otro borde de la barra, haciendo gala de un vestido de noche, seductora, mirando al chico y dedicándole “sonrisitas”, al parecer había caído en su trampa, solo tenía que evitar que ella descubriera sus planes, puso una nota en la mesa, con jewels encima, esperando que el mesero captara sus planes, el mesero le asintió suavemente, separándose un momento, se acercó a la chica con una bebida en manos y señalo al pelirojo -El joven de haya le invita este trago- Le dijo a la castaña, la chica miro en dirección a Kaion sonriéndole, este en respuesta la saludo con la mano, dedicándole también una sonrisa, luego miro al camarero y asintiendo levemente con la cabeza para que este se retirara. La chica no espero a tomar el trago, se levantó, caminando en dirección al pelirojo, contoneando las caderas, quería seducirlo completamente, aunque con este chico en especial, no lo lograría.

-Gracias por la bebida- Dijo ella, el chico tuvo que evitar su constante cara de confusión cuando alguien intentaba hablarle, lo único que hizo fue asentir con la cabeza, dedicándole una sonrisa, esperando que fuera una respuesta agradable para ella, la chica al parecer cayo en el engaño, soltó una sonrisita y puso su mano sobre el brazo del chico que descansaba sobre la barra -Hombre de pocas palabras he de suponer- El chico asintió, jugando nuevamente con su suerte, ella respondió de manera asertiva y siguió con su juego, acariciando suavemente la manga del brazo del chico. Ella pidió dos bebidas para ambos, esperando a que el mesero las trajera, cuando puso ambas en la barra la chica “por error” dejo caer un pañuelo, Kaion conocía esa técnica, al parecer era parte de su modus operandi, aprovecharía cuando el pelirojo se agachara para recoger el pañuelo para verter en su bebida un líquido, era un somnífero fuerte, pero tardaba alrededor de 20 minutos en tomar efecto, perfecto para sacar a su víctima del bar antes de robarle todo. Siguiendo el plan, el chico se agacho a recoger el pañuelo, al levantarlo pudo ver las piernas cruzadas de la chica, otra forma de seducir, se quedó un segundo atraído por la vista, pero luego recordó su meta, se levantó, entregando el pañuelo, recibió unas gracias como respuesta y su bebida estaba ya lista, el chico la revolvió un poco y se la llevo a la boca, justo antes de que sus labios se posaran sobre el vidrio en un movimiento atrevido puso su mano libre en la pierna de la chica, esta desvió la mirada dejando de vigilar al chico, este con un rápido movimiento y el uso de su magia de Re-equip cambio el contenedor de su bebida por uno vacío que había puesto antes en su dimensión de bolsillo, el cambio parecía haber pasado inadvertido, dejo la jarra vacía sobre la mesa, esperando que ella no notara el cambio, al parecer había cumplido su cometido la chica también tomo su bebida y lo miro, moviendo su mano para ponerla encima de la del chico, el chico deposito unos cuantos jewels sobre la barra, dejando paga la cuenta y se puso de pie, le mostro a ella sus llaves, intentando evitar que ella descubriera su falta de voz, la chica asintió, tomando la mano del chico y dejándose guiar hacia el carruaje del chico

Al entrar el apuro de la chica se hizo presente, empujándolo contra el mullido asiento dentro del carruaje, la chica había calculado unos segundos más y su víctima se debería dormir, el chico también había calculado, los segundos que faltaban para “quedarse” dormido, la chica se subió sobre él, acercándose a sus labios, como si fuera a besarlo, pero justo en ese momento, él quedo “dormido”, la chica se creyó la farsa del muchacho y se levantó, mirando a todos los lados -Otro idiota que cae fácilmente, ahora ¿Dónde esconderá sus jewels?- primo busco en los bolsillos del chico, sacando el pequeño saco de Jewels que se encontraban en uno de sus bolsillos. Esto sería la suficiente evidencia, el chico tenía que detenerla y así daría su misión por cumplida, tan pronto como ella se volteo para rebuscar en el carruaje el chico se movió haciendo aparecer una de sus tantas armas, una de las dagas, presionándola en el cuello de su presa, evitando que ella pudiera moverse o defenderse -¿Q-qué pasa?- Pregunto ella sorprendida, el chico mostro su libreta, donde se escribió mágicamente lo que pensaba -Te atrape, ahora te llevare ante las autoridades y terminare mi misión, soy Kaion, miembro de Sabertooth- Fue lo último que escribo, se bajó del carruaje con la chica, la llevaría ante las autoridades y pronto daría por terminada su misión.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.