staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

[Misión]Llora la montaña

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Sáb Sep 03, 2016 3:35 pm

Había adquirido una misión conjunta con un mago del gremio de Fairy Tail, sobre una situación que estaba ocurriendo en el Monte Hakobe, el lugar propio de mi gremio. Era algo que esperaba que solo fuera una tontería, no lo que verdaderamente podía ser... Me hacía sentir enfermo como alguien podía secuestrar a otros de sus familias, y seguramente esta misión no iba a mejorar precisamente mi humor. Tomé algo de café para tratar de despertarme un poco más, había un día entero para tratar de encontrarlas, o la fuente de esos llantos. También si encontrábamos a las jóvenes, podríamos devolverlas con sus familias, así que seguramente eso lograría mejorar mi humor en cuanto terminara la misión. Quería que bien fuera una tontería y cobrar, o que encontráramos a esas jóvenes, rescatarlas y pagar una buena tunda a aquellos que se habían atrevido a hacer una cosa así, pero lamentablemente tendría que depender de mi compañero para eso, ya que no era mi especialidad el combate directo contra los bandidos... y quién sabía si me iba a dar un ataque con mi maldito trauma aunque era algo que había aprendido a vivir con ello.

Estaba en el inicio del Pasaje espectral, una zona que hasta yo no conocía del todo, pero tenía que entrar para lograr encontrar lo que estaba pasando. Solo tenía que esperar a mi compañero de misión, y podríamos empezar toda la búsqueda de los llantos. Aparte, tenía que probar algunas cosas de mi magia RPG System, como la función grupal entre otros, así que iba a servir bastante a la hora de conseguir cosas. Lamentablemente, al pasar hasta media hora después de la hora acordada, pasé a decidir que esta misión tendría que ir en solitario debido a la ausencia de aquel que debía venir. Ya tendría que poner la queja en el gremio luego, pero lo prioritario era hacer la misión, aclarar los temores de los ciudadanos y solucionar el problema si era necesario. Respiré hondo, pasando a caminar hacia delante, pasando a coger un palo largo con unas cuerdas y una roca puntiaguda para hacer una lanza improvisada con la que poder defenderme y usar de bastón igualmente. Tendría que fabricarme algunas cosas más tarde, pero de momento era algo que me servía igualmente y posiblemente nadie se esperase que pudiera usarlo eficazmente.

Pasé a ir perdiéndome por el lugar, tratando de encontrar o escuchar algo fuera de lo común, pero resultaba cada vez más creíble que solo fuera un rumor estúpido. Suspiré, pasando a pararme un momento y activé mi magia, generando un mini-mapa de la zona para tratar de tener un camino de ida y vuelta clara. Sin embargo, pasé a mirar bien el mapa, siendo que había algo como una cueva... - "¿Podría ser la zona que decían?" - Pensé para mi mismo, pasando a dirigirme hacia ese lugar caminando con tranquilidad, pero estando alerta. No tenía oidos finos, ni una vista de águila, pero hasta yo sabía que si quería esconder a unas jóvenes seguramente fuera en una cueva. Tambíen pasaba a olvidarme de no hacer ruido, era algo torpe en ese aspecto y resultaba demasiado evidente cuando no quería pasar desapercibido. Tendría también en un futuro tratar de hacer algo como detector de enemigos, pero eso era en un futuro dado que no podía hacerlo actualmente.

Finalmente llegué a la cueva, pasando hacia dentro con cuidado, teniendo mi lanza preparada. De momento el silencio era claro, exceptuando un murmullo de algo que parecía agua... hasta que escuché un sonido que no era precisamente del agua. Un sollozo de alguien joven... Estaba claro que había alguien allí. Pasé a avanzar, pero cuando llegué al fondo de la cueva, no había salida ni tampoco nadie, a pesar de que sollozo persistía. Pasé a generar de nuevo el mapa, para analizarlo totalmente, y vi que había una continuación, así que había probablemente una palanca o algo que permitiese abrir la entrada a eso. Palpé el muro, hasta encontrar una piedra que estaba algo suelta, pasando a apretarla y empujarla. Esto provocó que el muro empezara a moverse, desvelando la aparición de varias jóvenes desaparecidas. Empezaron a hacer un ruido claro, como gritando, y de forma instintiva en estos casos era tratar de calmarlas, o moverse a un lado para evitar acabar inconsciente como en otros sitios, y yo decidí hacer el último caso por si acaso.

Una espada pasó a deslizarse en el sitio donde yo estaba antes, y pasé a apuntar con la lanza improvisada a un hombre que parecía un ladrón de estos que te podías encontrar asaltando caravanas... Solo que tampoco estaba solo, podía ver como iban saliendo un par más de personas de entre las sombras, armados igualmente con dagas o espadas, dispuestos a acabar con mi vida. Al menos esta vez sí podía luchar adecuadamente, así que hice la parte de Party sobre mi mismo y mandé solicitud a las secuestradas, para tener claro su estado de salud. Acto seguido, esquivé una estocada algo cutre del que tenía solo una espada, pasando a girar mi lanza para golpearlo con la parte de madera para acto seguido lanzar una estocada con la lanza directa a la pierna, clavándosela con fuerza para inmovilizarlo. Pronto el resto de secuestradores pasaron a ir directos hacia mi, teniendo que pasar directamente a la defensiva bloqueando los golpes para evitar recibir daños.

Lograron empujarme hasta uno de los muros, bloqueando las rutas donde podía tratar de esquivar, pero antes de que lograran atacarme de nuevo, piedras empezaron a caer. No de la forma habitual de un desprendimiento, sino en la forma de jovenes secuestradas cabreadas que en la batalla se habían quitado de las cuerdas que las tenían atrapadas y tenían una gran cantidad de piedras a su disposición con buena puntería; tal y como se demostró con una piedra bien apuntada a donde ninguna piedra debería ser apuntada a un hombre. Cuando uno de los secuestradores pasó a girarse dispuesto a tratar con las secuestradas, pasé a atacar clavando la daga de nuevo en una de las piernas para obligarle a no moverse, y luego fue cuestión de ver como las secuestradas pasaban a lapidar al último con tres piedras a la cabeza bien lanzadas. Acto seguido, pasé a llevarlas directamente hacia el pueblo, dispuesto a tratar de hacer que se reunieran con sus familias, y que los guardias del consejo se llevaran a esos criminales. Una vez hecho eso, pasé a dirigirme directamente hacia la base del gremio al que pertenecía, dispuesto a descansar aunque fuera un poco a pesar de que fuera una misión imposible.

Morana escribió:

Nombre: Llora la montaña
Rango: C
Lugar:  Pasaje espectral (Monte Hakobe)
Participantes: Lark y Ryo
Pago: 9.000 Jewels
Misión: En el monte Hakobe se cuenta que en una zona en concreto se escuchan lamentos y llantos desde hace unos días. Debéis investigar esos extraños sucesos. (una pista, han desaparecido algunas jovencitas del pueblo cercano)

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.