staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

*Encuentro* [Libre |Ryo Hayashi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
05/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kinzo Matsuke el Mar Sep 06, 2016 3:31 pm

Hmmm…odio esto la verdad, musité con cierto halo de desprecio mientras que el vaivén típico de barco movía mi cuerpo y casi todo el camarote, no era un barco con lujos sino más bien todo lo demás, me gustaba tomarme mi tiempo para ir a los sitios y conocer los lugares nuevos que pudieran presentarse ante mí, "¿Es la mejor idea que he tenido esta semana?", pensé con ironía mientras una enorme sensación de asco se hacía más que presente en mí, no me gustaban los barcos pero llegar a esa zona era la única opción, usar ese medio de transporte tan nefasto y deprimente, cierto es que era más pobre que los pobres y que recurría a cualquier medio para moverme, "todo por la magia", pensé con cierto optimismo incorporándome en mi cama, arregle mi pelo y use un pequeño espejo para asearme del mejor modo posible, estábamos próximos a tierra, bendita tierra,  era agradable tan solo imaginar que no tardaría demasiado en posar mis pies sobre una superficie recta, Todos abajo, ¡hemos llegado!, Gritó un grumete mucho más entusiasmado de lo que yo mismo estaba, era una orden del capitán pues los marineros todavía debían dejar ciertas cosas hechas antes de poder bajarse del navío, claro que querían bajarse, Mujeres, alcohol y enseres esperaban en aquel lugar, poder disfrutar de cierta compañías, beber hasta vomitar y contar batallas exagerados sobre lo vivido era algo que a ningún marinero se le podía pasar.

Gracias por el viaje, puntué de forma coloquial para agarrando mis pertenencias recorrer la tabla de madera que anexaba el barco con la firme tierra, Perfecto, ahora a comer algo, aclare casi como una respuesta al sonido quisquilloso hecho por estómago, parecía furioso al no haber comido algo decente en cierto tiempo, yo intentaba contentar a esta parte de mi cuerpo pese a no disponer de una gran cantidad de Jeweld, tenía que comer o enfermaría y la cosa seria mucho peor, quien sabe si comía bien y me dedicaba a pasear por el sitio quizás encontrara algo interesante que hacer.

Estar sobre la tierra era de lo más placentero pues tras lo vivido todo era un gran paso, ahora ya era mago de Sabertooth, ¿Quién lo diría?, además de aquel procesa que significaba tanto para mí, el sitio parecía dar pie a muchas posibilidades, posibilidades infinitas al menos bajo mi mentalidad  propia de un joven ilusionado por aprender y obtener vivencias, casi parecía resonar una preciosa melodía en mi cabeza que me acompañaba, la cual intentaba silbar sin demasiado buen resultado, la música no era algo que destacara en mí.

música ambiental:

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Mar Sep 06, 2016 4:56 pm

Hacía un par de días que estaba en Hargeon, haciendo diversos encargos y reparaciones de las teindas que me cuidaron. Todavía no tenía que pasarme por el gremio, así que no estaba de más asegurarme que estuvieran bien. Respiré hondo el aire marino del puerto, tratando de relajarme un poco con una taza de café. Había vuelto a pasar una mala noche, aunque al menos esta vez no había sido por culpa de pesadillas, tan solo que no podía dormir. En un rato tendría que ir a reparar un par de carros, pero eso era algo que podía hacer con los ojos cerrados, o al menos saber que era lo que daba problemas cuando intentaban hacerlos funcionar, claro. Solo esperaba que hoy fuera un dia tranquilo, aparte de que a lo mejor veía a algún conocido o algo del gremio, quien sabe. Suspiré, mientras terminaba mi café y pasaba a prepararme para el día, con mis ropajes habituales y la caja de herramientas. Una vez estuve listo, salí a darme una vuelta por el puerto, ya que todavía quedaba algo de tiempo antes de pasar a revisar las cosas.

Finalmente pasé a ver como un barco de pasajeros llegaba, y empezaba a descargar a las personas directamente en el puerto. Era ya hora de que abrieran las tiendas, y con esa remesa de pasajeros seguramente hubiera una buena afluencia de personas en las tiendas y posadas, lo cual era bueno. Recordaba cuando mis padres y yo estábamos en la tienda, esperando esa remesa de personas que pasaban por la tienda. Esos días eran buenos, y conseguíamos algo más de dinero del habitual. Mientras iba caminando, pronto empecé a oler algo de comida, seguramente viniendo de parte de algún restaurante que estaba ya con clientes y atendiéndolos. Seguramente tuviera que ir a desayunar algo más que un café, pero todavía no tenía ese hambre, y era algo temprano; junto que en una de las paradas estaba una mujer que la consideraba mi tía, pero se dedicaba a intentar hacer que engordara a lo bestia... No que no me faltara algo de energías de vez en cuando, pero algunas veces ella se pasaba con la comida... no que tuviera culpa teniendo una familia que rondaba doce hijos y a saber como pudo tener tantos. Suspiré, haciendo que mis pies siguieran su camino, esperando ver si había algo que fuera interesante en algún momento.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
05/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Kinzo Matsuke el Mar Sep 06, 2016 8:44 pm

La gente caminaba de un sitio para otro, haciendo sus tareas y quehaceres típicos, estaba el sitio bastante vivo y animado, miraba todo tranquilamente e incluso me tome la libertad de revisar algunos puestecillas pequeños por si algo llamaba mi atención, “Nada interesante..”, pensé para mis adentros encaminándome hacia donde debía, era algo despistado en los temas de fijarme en las personas o estar lucido por lo que obviamente hubo un choque con la otra persona, ¡puck!, fue un golpe no demasiado fuerte pero si lo suficiente como para hacerme trastabillar y caer al suelo sobre mis posaderas, lleve las manos a mi rostro ante semejante golpe y alce la mirada levemente molesto por tal golpe, ¡Auch!, lo siento, fue culpa mía, expresé con total sinceridad mientras miraba a mi compañera, un joven apuesto con el que me había chocado, ¿tendría los mismos años que yo?, dude si preguntándolo no haciéndolo finalmente, podía ser una pregunta molesta para el chico por lo que me abstuve, Lo siento de veras,¿ puedo ayudarte?,¿estás bien?, pregunté dedicándole una sonrisa algo tímida mientras sacudía con mis manos la ropa que portaba manchada del mero polvo del sitio.

Perdona mis modales, soy Kinzo Matsuke, un placer conocerle señor.., deje caer la última parte de mi frase a fin de conocer su nombre, su porte era extraño, no parecía un transeúnte normal, su modo de caminar y su vestimenta proporcionaba una especie de “chispa” que daba a intuir que aquel sujeto, como yo era un mago, claro que nada era seguro en este mundo y precipitarse podía ser un fallo garrafal, así que, con cautela decidí con la excusa de comprobar si estaba bien conocerlo un poco mejor a fin de que mis dudas quedaran resultas, quizás no sacara en claro nada de aquella persona o quizás si, Dime, te apetece comer algo, me siento culpable si te soy honesto por el choque y me gustaría compensarte, propusé amigablemente, no conocía a esa persona de nada pero ya había montado una especie de trama para conocernos, quizás la comida ahora saliera algo más cara, pero que demonios, me socializaría y quizás haría un nuevo amigo, eso era una buena noticia pese a haber empezado de una manera tan nefasta.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Vie Sep 09, 2016 9:59 pm

Mientras caminaba viendo todo, de repente sentí como alguien pasaba a chocarse conmigo, haciendo que cayera al suelo. El que se había chocado tenía pelo largo pelirrojo, con ropajes y claramente era uno de los que recordaba que habían salido corriendo del barco para llegar a tierra firme. Inmediatamente él se disculpó, siendo algo de buena educación ese punto, antes de levantarme y sacudirme la ropa, pasando a ir escuchando lo que me iba diciendo. Al parecer se llamaba Kinzo Matsutake y me invitaba directamente a comer por solo chocarse conmigo... una de las valiosas lecciones debería ser no pasar a invitar a nadie solo por eso, cualquiera pasaría a desplumarle. Por suerte para él, yo era alguien que no me aprovechaba de los demás, aparte de que estaba aburriéndome un poco y podría tener algo de compañía hasta que tuviera que ir a hacer mas encargos.

- No pasa nada. Yo soy Ryo Hayashi, y claro que podemos comer, aunque no hace falta compensación, un accidente es un accidente. - Dije, empezando a caminar hacia uno de los restaurantes que conocía. Era un buen restaurante, donde servían buena comida en buena cantidad por un precio bastante económico. Era uno de esos restaurantes donde era difícil que llegaran a desaparecer debido a que mantenían una competencia sana y saludable; apartando de que su dueña era una ex-maga que hacía que los bandidos se cagaran en sus pantalones nada mas verla; a pesar de que es por regla general amable y agradable por no mencionar que ella me enseñó las bases de la magia y a manejarla.

- ¿Qué te trae por aquí? ¿Buscas algún artículo en específico? - Pregunté curioso, sobre todo porque si sabía de algún sitio donde vendieran lo que estuviera buscando, podría ayudarle en ese ámbito. Claro está, si era un artículo ilegal entonces me negaría o preguntaría los motivos para tratar de determinar si debería tratar de detenerlo o no, aunque igualmente dudaba que tuviera que hacer algo como eso. Aparte, cuando terminara de comer tendría que ir a hacer algunos encargos variados, antes de decidir volver a la base de Sabertooth a revisar por misiones.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.