staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

The Inmortal and the Devil // Priv. Ban

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryu Kellar el Vie Sep 16, 2016 8:24 am

Suspiré una vez encontré un sitio más o menos despejado y con suficiente sombra como para que alguien se tomara una siesta durante todo el resto del día, por lo que ahora estaba allí luego de algunas horas de viaje, alejándome de todo cuanto pudiera serme una molestia pequeña, pero igual de significativa; quizás buscando algo de calma y tranquilidad, algo que muchos considerarían "paz", aunque no era nada de eso sino un simple tiempo a solas para disfrutar de una lectura sin interrupciones, sin ninguna tarea o misión dada por el gremio; un momento de relajación tal y como se me había enseñado hace un tiempo antes de ese día tan trágico para mí, aunque cada quien cargaba su propia piedra sobre sus hombros al fin y al cabo.

Alcé la vista y observé el panorama, frondoso y bien aclimatado, con escasos rayos de luz que atravesaban las copas de los árboles e iluminaban el sendero. A lo lejos podría verse la densa vegetación así como un que otro animal salvaje. Me senté por fin, descansando mi espalda en el trono de aquel enorme árbol. -No esta tan mal- murmuré, cortando por segundos el silencio que se había formado, dando paso a los demás sonidos que la naturaleza ofrecía como compañera de un ente solitario. Saqué el libro, pequeño y con una cubierta de cuero sin titulo visible, del bolsillo interno de mis ropas, repasando el borde del mismo con la yema de los dedos en una caricia antes de abrirlo finalmente.

Hojas en blanco de un libro que no estaba escrito, que no guardaba información alguna. Solo hojas vacías como la vida de aquel que lo había perdido todo entre las llamas por segunda vez. Suspiré nuevamente, cerrando los ojos por unos segundos, intentando que los sonidos se impregnaran en mi ser, como si con ello me sintiera parte de algo más grande que yo, quizás. El gremio, desde mi llegada no los podía llegar a ver más allá de otros sujetos que pertenecían a una organización que se encargaba de cumplir encargos y ganar dinero por ello, como mercenarios quizás; claro, todos tenían sus motivos para estar allí, el mío, era irrelevante para ellos así que mientras no intervinieran, poco importaban los planes que tuvieran. -No esta tan mal- repetí antes de volver la vista al pequeño libro.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Blue Pegasus
Mensajes :
17

Fecha de inscripción :
07/09/2016

Ban está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Ban el Vie Sep 16, 2016 4:34 pm

La mañana le había traído muchos problemas al inmortal, los bares de Clover ya no lo aceptan debido a su extraña forma de pensar, había causado peleas en muchos de aquellos lugares y normalmente terminaba con personas heridas, exceptuando él, él nunca salía herido nunca. Tenía un poco de alcohol en la sangre, lo suficiente para evitar las visiones extrañas que lo afectaban día a día, llevaba también en manos su calabaza, llena de aquel preciado líquido, un poco de Sake para divertirse en lo quedaba de día. Ya tendría que buscar algún pueblo donde poder beber tranquilo, los transportistas ya no le podían hacer el favor de llevarlo, la mayoría le huían a personas como él, así que caminar fue su única opción.

Los caminos saliendo de Clover eran todos iguales, senderos anchos con vegetación a ambos lados, nada fuera de lo común, pero igualmente eran de los más peligrosos, criminales se escondían detrás de cada árbol, aunque no era que tuviera miedo, el chico podía deshacerse de cualquier intruso en segundos, no era difícil si podía curar cualquier golpe o daño que ellos le hicieran.

Su sorpresa no fue encontrarse con alguno de aquellos bandidos, si no a un hombre sentado en el suelo, leyendo un pequeño libre, de verdad que era una locura estar así, no cualquiera podría tirarse a descansar frente a un sendero, por eso le caía bien esa persona.

-Oye, tú, el oscuro lector, ¿qué demonios haces tirado a mitad del bosque y encima frente a un sendero, quieres que te roben o algo así?-
Estaba parado frente a él, sosteniendo su calabaza, mirando con curiosidad al extraño viajero -No es que me importe o algo, pero tu libro y tú mejor se van en dirección algún pueblito, te la pasares mejor lejos de lo senderos, no puedo creer que alguien sea tan idiota para estar aquí tirado- Su tono era ligeramente de desprecio y por otro lado una pequeña burla, repaso con su mirada todo el lugar -Vamos idiota, deja ese libro, te ayudo a llegar al pueblo, antes de que te roben todo-

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryu Kellar el Sáb Sep 17, 2016 4:54 am

El sonido y la fragancia de la naturaleza podían llegar a ser realmente envolventes y embriagantes, como un sedante que reduce los sentidos hasta convertirte en un cascarón vacío o simplemente una persona adormecida, y si, aunque este sitio tuviera la fama de ser uno de los más concurridos por bandidos y ladrones de viajeros, aunque mi estadía allí se pudiera considerar una oferta de robo sencillo para el que quisiera tomar la oportunidad, este sitio era el que había elegido sentarme y alejarme de todo el ajetreado mundo que había en la ciudad y en mi gremio. Claro, quería el poder necesario para cumplir con mi objetivo y estando en esa organización no descartaba que lograría mi meta, pero la mayoría de las misiones no resultaban un reto y por esa misma razón no regresaría hasta al menos poder tomar alguna que valiera la pena, una que me hiciera demostrar mis habilidades; pero por otro lado, siendo un recién ingresado en el gremio poca relevancia se me daría, al menos hasta hacerme reconocer dentro de ese sitio.

Como fuera, mi supuesta "paz" se vio alterada con la voz intrusa de alguien que venía hasta mi posición, de frente y con lo que parecía ser una especie de calabaza. Sus preguntas danzaron unos instantes en mi cabeza hasta simplemente dispersarse entre los muchos otros pensamientos que surgieron conforme el sujeto seguía su camino hasta finalmente detenerse a una escasa distancia de mi posición. Despegué la vista del libro al cabo de unos segundos en los que el tipo de pelo blanco dejó de hablar, enfocándolos en el hombre antes de ladear la cabeza levemente , no como alguien que no entendía lo que le estaban diciendo sino como alguien extrañado por aquella intromisión a su "espacio". A simple vista se podía notar que el hombre no tenía malas intenciones pero su aparente estado de medio sobriedad en conjunto con el aroma del licor que expulsaban sus pómulos dejaba en claro que si venía de la ciudad, en la jarra llevaba algo para tomar, lo cual no era precisamente jugo.

No era bien dado en las conversaciones y mucho menos en las que no podrían llegar a interesarme, así que suspiré en respuesta a todo lo que había dicho sin mostrar intenciones de moverme más que para guardar la pequeña libreta vacía en su lugar. Bien podía "agradecer" las advertencias que a primera estancia no había pedido porque ya tenía conocimiento del lugar, pero simplemente no tenía alguna razón real para intercambiar palabras con el sujeto que seguramente terminaría por caerse en algún barranco corriendo con la suerte de fracturarse uno que otro hueso a lo mejor, o quizás, simplemente perder su licor luego de una torpe caída al haber tropezado con alguna raíz que sobresaliera de la tierra. En cualquier caso, ni él tenía motivos para hablarme ni yo los tenía para hacerlo mismo así que posiblemente solo bastaría con ignorarlo para que siguiera su camino.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.