staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

Revisando tiendas [Flora Dietrich y yo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Sáb Sep 03, 2016 10:09 am

Había ido a Hargeon, una ciudad portuaria que había sido mi hogar durante gran parte de mi vida con buenos momentos, y también con la parte de que tenía el peor momento de mi vida. Tomé algo de café, combatiendo la típica fatiga que sentía por una noche de dormir mal por las pesadillas que acontecían mi mente desde mi infancia, antes de seguir saludando a los diversos mercaderes locales que me habían cuidado y evitando que acabara en las calles. Ahora, conseguía descuentos variados de vez en cuando y podía conseguir algunos materiales buenos a cambio de ayudar con algunas cosas mecánicas. Pero hoy no iba a comprar, solo estaba revisando tiendas y visitando a la gente antes de volver al Monte Hakobe para poder tomar alguna misión de Sabertooth y ganarme algo de dinero, no es que me terminara de importarme demasiado hacer misiones, quería ayudar a los demás al fin y al cabo, pero no es que pudiera hacer demasiadas cosas en solitario.

Suspiré, dando otro trago a mi café sintiendo el sabor amargo y como pasaba a estar algo mas despierto, mientras observaba por la ventana del café donde estaba, tomándome el desayuno. La cafetería era un buen sitio donde podía ir saludando a todos los mercaderes que conocía, ya que solían venirse a este lugar a tomarse el desayuno o pasaban por el lugar, y al estar yo en la ventana podía ir saludando sin problemas. Aparte, tomaba algunos encargos de reparaciones rápidas que solo me llevaría como mucho unos minutos, dado que solo me estaban pidiendo revisiones de sus aparatos o alguna reparación rápida de cosas que se sabía el error y era fácil de reparar. Solo esperaba poder estar tranquilo antes de volver al gremio.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Mago Independiente
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Flora Dietrich el Sáb Sep 03, 2016 6:35 pm

Hargeon, una ciudad de la cual Flora conocía poco. Las únicas ocasiones en que había visitado, fue con motivos de visitas que su padre realizaba por asuntos políticos o de etiqueta, y en dichas ocasiones, la pequeña Flora no tenía autorización para dejar las propiedades y deambular a su antojo... Como sucedía siempre.
Pero esta ocasión era diferente. No estaba con su padre, y mucho menos era una visita de interés Noble. Flora se encontraba ahí en calidad de paseante, o mejor dicho, de "buscadora"; buscaba a un chico del que no recordaba nada, salvo el hecho de que le debía la vida.

Dejo a Daisy en el establo de la posada donde pasó la noche anterior, y salió por su propio pie a conocer la ciudad. Anduvo así durante un rato, viendo con atención todos los rostros que se cruzaban con ella, vestía un vestido sencillo y una capa color café que le cubría la mitad del rostro, así, pensaba ella, nadie la reconocería para hacerla volver a casa.

Cerca de una hora después, llegó a una zona de comercio. Puestecitos localizados a ambos lados de la calle, vendían toda clase de cosas, algunas lucían antiguas pero los comerciantes demostraban a la joven que aún servían. Flora no compro objeto alguno, sólo disfrutó viendo, tratando de adivinar sus estructuras para posteriormente imaginarlos para su uso.
Mientras observaba una tienda con toda clase de preciosas telas, un delicioso aroma a café llegó a su nariz, justo en ese momento su estómago comenzó a reclamar el almuerzo. Hizo un mohín, se despidió del vendedor y camino hasta la cafetería que había a lado. Estaba llena. Flora pidió un pastelillo y un té, para después encontrar puesto en una mesa donde sólo había un chico.

Hola ¿Puedo sentarme aquí? — preguntó con delicadeza, tratando de no incomodar al chico que llegó antes, luego volteo a ambos lados —Es que no hay otro sitio — añadió.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Dom Sep 04, 2016 7:55 pm

Mientras estaba tomándome el tiempo tomándome el café, pude escuchar como la gente entraba dentro del establecimiento, dispuesta a tomar algo para llenarse los estómagos y disfrutar de una buena comida antes de seguir con sus trabajos. También se podía ver algunas familias que sencillamente disfrutaban de poder estar juntas en ese entorno, lo cual me daba cierta envidia. Recordaba esos pequeños momentos en los que estaba con mis padres, sonriendo y pensando que todo iba a ir bien... antes de que aparecieran esos malditos bandidos con su manera de extorsionar... Pero antes de que me quedara perdido en recuerdos malignos que solían acosarme en la noche, una voz pasó a sacarme de esos pensamientos. Era una mujer con un traje sencillo, y con una capa de color café que cubría bastante sus facciones, pero no parecía que fuera a pasarme nada, aparte de que el lugar estaba bastante lleno y no quería ocasionar problemas por eso, no me importaba la compañía igualmente.

- Claro, no hay problema. - Dije, haciendo un gesto para que se sentara y pudiera estar cómoda. No iba a poner pegas, sobre todo porque me había evitado caer de nuevo en una depresión que seguramente hubiera durado un buen rato antes de prestar atención a mi alrededor, y que estaba ocupando una mesa para mi solo y eso era algo injusto para el local, por lo que si compartía con otros no iba a ocasionar problema aparte de hacer que pasara el tiempo más rápido; apartando que estaría mas entretenido en vez de estar solo.

- Soy Ryo Hayashi. Encantado. - Dije, con una sonrisa antes de pasar a tomar un trago de mi café, tratando de mantenerme despejado. Estaba seguro de que si dejaba de tomarme un café, iba a caer dormido por algún lado, pero entonces las pesadillas pasarían a acosarme, y no es que tuviera ganas de descansar totalmente mal, acabando incluso más cansado todavía. Algunas noches no gozaba de las pesadillas, pero no es que fuera habitual eso por lo que tenía que vivir con ello lo mejor posible.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Mago Independiente
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
30/08/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Flora Dietrich el Lun Sep 05, 2016 5:01 am

¡Gracias! — asintió efusiva con su cabeza cuando el chico respondió afirmativamente a su pregunta. Se sentó en el lugar frente a él, y dejó su pastelito y el té sobre la mesa.
Los modales en el comedor eran algo tan natural en Flora que no se dio cuenta de la delicadeza con que estaba comiendo, aunque la capucha se interponía entre su boca y la comida.
Refunfuñó por lo bajo, pero aún así continuó con lo suyo, hasta que el muchacho retomó la palabra. Flora arqueó una ceja y sonrió, dejando la taza de humeante té nuevamente sobre la mesa. Se quitó la capucha un poco, esperaba que el muchacho no la reconociera. Al menos en esa ciudad aún no se encontraba con ningún cartel de"Se busca".

Mucho gusto, joven  Hayashi — respondió sonriente —Yo soy Flo... — cayó en cuenta de que no podía dar su verdadero nombre e hizo una pausa. Quizá sólo usar el nombre, cambiar el apellido, cualquier cosa que la alejara de ser la hija desaparecida del Duque. Dio un trago a su té para despistar el motivo del silencio —Ah, si, como iba diciendo, soy Flora  — metió una cuchara llena de pastel a su boca, causando que un poco del merengue ensuciara la comisura de sus labios —Este pastel es muy bueno ¿lo has probado? — le pasó su plato para que pudiera comer un poco —Es un buen lugar, hay mucha venta y los pasteles son de lo mejor ¿Tu vives por aquí?— preguntó. A Flora le faltaba siempre mucho tacto, hacía las preguntas tal y como salían de su cabeza, sin pensar si resultarían incómodas o no, además estaba ahí buscando a alguien, necesitaba información —Supongo que muchos viajeros se detienen en la ciudad...— caviló en voz alta. Con un poco de suerte, la persona que estaba buscando se encontraría en tal ciudad, casi por impulso se quedó mirando el rostro de Ryo, tratando de encontrarle un parecido a quien ahora sólo era un rostro borroso en su memoria.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sabertooth
Mensajes :
45

Fecha de inscripción :
02/09/2016

Ver perfil de usuario

Mensaje por Ryo Hayashi el Mar Sep 06, 2016 3:31 pm

La mujer que tenía delante pareció dudar a la hora de proponer su nombre, algo que no era normalmente buena señal, aunque al final quedó como Flora. No sabía si al final había dicho su verdadero nombre, pero no es que importase demasiado, quizás solo quería tener algo de tranquilidad si era famosa por algo. Luego pasó a expresar el buen sabor del pastel, junto con la apreciación del lugar. Suspiré ante la pregunta de si vivía por ahí, algo que hizo que volvieran los recuerdos, tanto buenos como malos. Sacudí mentalmente esos pensamientos para volver a la conversación, no era bueno que acabara con un flashback a algún momento de mi pasado, no era algo que fuese agradable igualmente y cuanto menos pasara mejor.

- Lo probé, es una de las especialidades del lugar, buen gusto. Aunque deberías probar también una especialidad que se hace por la noche generalmente, seguro que te gustará. - Dije con una sonrisa, antes de dar otro trago a mi café. Poco a poco pasaba a tener algo mejor mi mente, y estaba de nuevo despierto. Una de las cosas que tendría que buscar era la manera de poder dormir sin tener pesadillas, hacía años que no gozaba de una buena noche sin tener pesadillas o sin poder siquiera dormir adecuadamente. Pasé a probar un poco del pastel igualmente, un trozo pequeño para poder disfrutar de algo en el estómago; aunque también tendría que pelearme con una de las dueñas de negocio que tenía que visitar cuando intentara cebarme...

- Nací aquí, aunque ahora vivo con mi gremio. Soy de Sabertooth. - Dije con una sonrisa, mientras pasaba a enseñarle la marca del gremio en mi antebrazo derecho. Principalmente mis amigos de Hargeon no quería que fuera tan lejos, pero no es que tuviera demasiada opción, aparte de que no podía vivir para siempre en Hargeon... demasiados malos recuerdos a pesar de la infinitud de los buenos. - Y suele venir bastante gente de casi cualquier sitio realmente. Al ser una ciudad portuaria, tenemos acceso a recursos exóticos que vienen por mar, por lo que suele ser bueno revisar el mercado de vez en cuando para ver si encuentras algo. - Dije con una sonrisa... el mercado era una de las buenas partes de Hargeon, prácticamente podías encontrar cualquier cosa; siempre que no fuera ilegal claro esta.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
Contenido patrocinado está


Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.