staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

[Privado]: El frío de la soledad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Mago Independiente
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/08/2016

Kendan está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Kendan el Mar Sep 06, 2016 12:54 am


Caminaba solo en el lugar de su nacimiento, entre viviendas pequeñas y la nieve que protagonizaba el paisaje. Su andar era lento, con un aspecto moribundo, iba tapado por su grandiosa capa negra con capucha. Sus recuerdos lo invadían constantemente, perdiendo la atención en la propia forma de caminar. Parecía un monstruo encapuchado, sin embargo la mitad de su rostro que quedaba al descubierto lo desmentía, a pesar de su voluminoso cuerpo.

Robaba sin intención alguna la atención de alguna que otra persona que andaba a su alrededor, incluso un atrevido, armado, se había acercado para preguntarle acerca de su identidad, que sólo parecía desprender desconfianza y en pocos de los casos, miedo. La respuesta de Kendan había sido de lo más antipática, cruel y despiadada, desviando el brazo del ser que había intentado tocar su hombro. ― No me toque. ― Dijo, pasando de largo. Sin embargo, la insistencia de aquél ser que custodiaba el pueblo, fue tan molesta para Kendan que no dudó en empuñar su espada. Pues aquél hombre, por lo que parecía, había llamado a sus refuerzos, presentándose una vez más ante Kendan con varios hombres más que disponían el mismo armamento. ― No podemos permitir que un joven como tu de apariencia robusta vaya armado, así que le sugiero que deposite su espada antes de que lo hagamos nosotros por la fuerza. Usted decide. ― Comentó.

Era el que los dirigía, el mismo que había realizado el llamamiento.

Kendan no estaba dispuesto a dar explicaciones, y tampoco a esperar que ellos tomasen la iniciativa. Y no, no había contestado, había dejado pasar un largo silencio; el tiempo suficiente para que todos los habitantes que merodeaban cerca se refugiaran en sus casas, y que solo el viento fuese el único ser que hablase mientras agitaba la capa negra y las vestimentas de los otros. Y permaneció quieto, hasta que el silencio fue interrumpido por el primer paso del supuesto líder del equipo.

Fue en ese entonces, que rápidamente, el conflicto había empezado. Desde la panorámica del cielo, solo se podían escuchar choques de espadas, perforaciones, cortes, golpes bruscos y sobretodo, cuerpos descuartizados despedidos por los aires al ser víctima de una feroz espada. Cuando el conflicto se había terminado, ahí se había mantenido, con cierta tristeza en su mirada, observando los charcos de sangre teñir el suelo de nieve. Asustados los vecinos que se escondían tras sus ventanas, decidieron quedarse en sus casas, y dejar que el silencio, sea el protagonista de aquél sucio escenario.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.