staff.
links.
awards.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,
oberón
morana
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
link#
Aquí van los awards, maldito Oberón.

El jefe del lugar [Misión, Rango C]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Mago Independiente
Mensajes :
29

Fecha de inscripción :
29/08/2016

Death está
Ver perfil de usuario

Mensaje por Death el Lun Sep 05, 2016 3:42 pm

- Vamos, que hoy no me siento con ganas de matar, aprovecha la oportunidad. – Intentaba atemorizar al sujeto, tratando de sacar información del paradero de mi objetivo. - No me importa. ¡Mátame! Pero no te diré donde está. – El sujeto, tan valeroso como tan estúpido, no iba a hablar. Mi puño viajó con fuerza hacia su cara, dejándolo inconsciente y sin un par de dientes. - ¿Qué no me escuchaste? Te dije que no tenía ganas de matar… Supongo que tendré que encontrar a otro. – Empiezo a llevar a rastras al tipo fuera del callejón oscuro, en aquella noche a media noche. La banda de criminales parecía estar más activa en la noche, y no era de sorprender realmente, así que solo tenía que caminar el suficiente tiempo y me toparía con uno. Y exactamente eso ocurrió, en tan solo unos minutos me topé con dos sujetos asaltando a una señora. - ¡Que nos dé el dinero o no sabemos de lo que somos capaces!Si, y mira que mi amigo es salvaje y puede… herir su cuerpo si no se controla. – Lo hacía mientras veía a la parte baja de su falda. De acuerdo, son unos degenerados, tengo que enseñarles una lección. - ¡No, por favor, solo tomen el dinero! – Lancé el cuerpo inconsciente del sujeto de antes entre los dos maleantes y la señora, para luego hacer acto de presencia detrás de ellos. – Con que ahora le pagan a los animales. – Le di un fuerte puñetazo al que llamaban “salvaje”, dejándolo igualmente inconsciente, y empecé a hablar con el que quedaba en pié, mientras la señora corría lejos de ahí. – Si no quieres quedar como tu mascota y su amigo, me dirás lo que quiero. – El sujeto, asustado, tarda un poco en responder. – Maldición… Bueno, ¿Qué rayos quieres?Nada importante, solo… ¿donde está tu jefe? – El sujeto retrocede un par de pasos. – No puedo, ¡Me matará!¿Y tu crees que yo no? – Luego de unos momentos, se decide a darme lo que quiero. - … Está bien. Está en el almacén Cosy Hoaks, para desviar sospechas. Se encontrará ahí hasta mañana.Gracias, sabía que cooperarias. – Habiendo dicho esto, lo dejo y me dirijo al almacén. Ya lo había visto hace tiempo así que sabía su ubicación.

Ya estando cerca, se pueden notar más sujetos aledaños a la banda criminal, lo cual me confirmaba que era el lugar correcto. Según decían los rumores, era aficionado a las peleas, y era bueno en ellas, así que ya sabía que hacer… - Señor, hay un sujeto afuera que lo quiere ver. - ¿Y por que mierda me importaría?Pues dice que quiere pelear con usted, señor. – De la boca del sujeto de cabellos largos y barba pronunciada, salió una risa fuerte, como si le agradara pero a la vez se mofara de la situación. – De acuerdo, ya voy para allá. – Unos momentos pasaron, y el sujeto sale de aquel almacén, vestía un elegante traje blanco con contornos morados, y pantalones de cuero negros. – Así que… Tu eres el que se cree luchador, ¿eh? Pues déjame decirte que lo que eres es un adefesio, haha. – El sujeto se sentía muy confiado de si mismo, lástima que lo fuera a humillar frente a todos. – Entonces tu debes ser el niñato que se cree cabeza criminal, pues un gusto patearte el culo. – El sujeto no parecía ofendido, y dejó salir otra risa. – Vaya, si que me encantará patearte el culo… - Empieza a correr en mi dirección, y da un predecible derechazo a mi cara. Fácilmente lo esquivo y conecto un golpe directo en su estomago. El sujeto retrocede un poco, agarrándose el estomago antes de volver a ponerse firme. Le di con bastante fuerza, se supondría que ya debería haber caído. – Supongo que eres más fuerte de lo que parece.Puedo decir lo mismo de ti. ¿Seguro que no te nos quieres unir a nosotros?Prefiero no rodearme de basura, gracias.Mala elección. – El sujeto vuelve a arremeter contra mi, esta vez mucho más ágil y lanza 3 puñetazos seguidos, uno hacia el rostro, otro al pecho y el último al abdomen. Logro bloquear los primeros dos, siendo que el tercero me pega de lleno y me hace retroceder un par de pasos, pero no me descuido. Estaba disfrutando la pelea, pero no podía dejar ver que era una pelea igualada o al vencerlo, sus secuaces irían a por mí todos a la vez. No, debía de humillarlo para que nadie se atreviera a venir. Doy un salto en su dirección, dando dos puñetazos que le dieron de lleno, uno en el pecho y el otro en su brazo izquierdo. Intenta devolvérmelo pero al estirar su brazo, agarro su brazo, lo aprieto con fuerza para nulificar su defensa, y doy un último golpe, justo en su mentón, de abajo hacia arriba dejándolo fuera de combate. Todos se quedaron callados, siendo que hacían bastante ruido durante la pelea. – Si alguno quiere volverse el nuevo jefe de esta banda de criminales, que pase al frente. Sino, les sugiero que se larguen todos de esta ciudad. – Ninguno se mueve, pero cuando recojo el cuerpo inconsciente de su jefe, todos empiezan a disiparse. Ya solo quedaba entregarlo y darme mi recompensa…

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.